4 ideas para renovar tu dormitorio sin cambiar los muebles

Renovar tu dormitorio sin cambiar los muebles es sencillo y deberíamos hacerlo más habitualmente ya que es uno de los espacios más importantes del hogar.

El dormitorio es un lugar de desconexión, donde disfrutamos muchas horas a la semana y por este motivo deberíamos esforzarnos en dedicar tiempo para que siempre esté perfecto.

Reformar tu habitación no tiene por qué suponer mucho económicamente hablando ya que hacerlo más acogedor o adaptado a las tendencias del momento va a depender de la imaginación que tengamos para saber verlo de otra manera reinventando lo que ya tenemos. ¿Un mural a modo de cabecero, jugar con las mesillas, un armario pintado…?

¿Cómo renovar tu dormitorio sin cambiar de muebles?

Es posible que no te apetezca, pero es un proceso relativamente sencillo y no muy caro.

Pintura o papel pintado

Una mano de pintura o aplicar papel pintado en la habitación puede cambiar de manera radical tu dormitorio. Puedes basarte en los colores de tendencia donde el beige y el blanco nunca fallan.

Hay muchas otras opciones que se pueden aplicar y que son idóneas para potenciar la relajación y la tranquilidad.

Textiles

A veces con solo cambiar el nórdico es suficiente. Sí, así de fácil. Elige tonalidades y estampados que te gusten y con los que te sientas más cómodo. Elige fundas nuevas para los cojines, cambia las cortinas y verás como todo se ve de otra manera.

Dona, regala, elimina

Aquellos elementos que ya no uses o que ya te resulten cansados de ver renuévalos o dales una segunda vida. Es importante que todo aquello que elijas sea acogedor, bonito y muy personal. Renueva las fotos que ya no tengan apenas color por el paso del tiempo o incluye elementos que hagan transportarte a otros lugares y puedas desconectar.

Busca una luz cálida

Como comentábamos al inicio del blog, esta estancia de la casa es importante saber que nos ayudará a desconectar y a relajarnos por tanto busquemos una luz que nos permita hacerlo.

Piensa en lo que harás, ¿leer un buen libro?, ¿disfrutar de una película o serie?, ¿hablar con una persona especial? Decídete siempre por tonalidades cálidas pero que te permitan llevar a cabo las actividades básicas comentadas.

Fuente: Vía Célere

Cerrar menú